Javier Hermoso de Mendoza
Javier Hermoso de Mendoza
INICIO - ARTICULOS - APELLIDO - ESTELLA.com.es - GALERIA DE ARTE - ENLACES - CONTACTO

Nota: enviada a El Semanal, el 29 de junio de 2004, no fue publicado.

CAMINO DE EUROPA

Tengo ante mí el mapa que, con el titulo "Las seis rutas", incluyen en su Espacial Xacobeo del nº 870 de El Semanal. Si con él se pretende contentar a todo el mundo, y especialmente a aquellos que últimamente tratan de llevar El Camino de Santiago a su sardina, Esteban Mariscal lo ha logrado. Pero el que se acerque buscando un mínimo rigor histórico, se verá muy decepcionado.

A Santiago, evidentemente, llevan todos los caminos, como también llevan a Roma o a Pekín, y no todos son la Vía Apia o la Ruta de la Seda. Pero El Camino de Santiago, Ruta Jacobea, Camino de las Estrellas o Camino Francés -que todos estos nombres tiene- es un único camino que, avenando Europa, entra en España por Aragón y Navarra, y a partir de Puente la Reina une las tres capitales históricas de los reinos de Pamplona (Nájera), Castilla (Burgos) y León (León capital), para llegar a Compostela. Todo lo que no es ese camino, que sigue en parte la antigua calzada romana de Burdeos a Astorga, no tiene derecho a llamarse "El Camino de Santiago" (con el articulo "El", como siempre se le ha llamado, para singularizarlo y considerarlo único).

Excepto El Camino Inglés, que llevaba a los peregrinos en barco de Inglaterra e Irlanda a Coruña, lo demás son caminos que llevan a cualquier parte. De esas otras cuatro rutas, la de Arousa es la salida de Santiago al mar; la de la Plata es la antigua calzada romana que permitía transportar el mineral de Las Médulas a la Bética, y no creo que en tiempos de la dominación árabe fuera concurrido por aquellos que no fueran comerciantes; la de Lisboa es eso: la ruta que podrían llevar los lisboetas, que, por cierto, es distinta de la que llevaban los de Braganza. Y puestos a trazar caminos, ¿por qué no trazar otros desde Murcia, Valladolid, Granada o Málaga? ¿O es que nunca salió un peregrino de esas capitales?

El camino de la costa jamás existió. Aparecido el cuerpo del santo, antes de que existiera El Camino de Santiago hubo una ruta que comunicó Oviedo, capital entonces del reino de Asturias, con Compostela. Este camino interior es lo más parecido a lo que algunos llaman el "camino de la costa", y lo demás es cuento. Para comprobarlo, ni siquiera es necesario el apoyo de los estudiosos y eruditos: basta mirar el mapa, y cotejar datos sobre la población urbana de la costa en la Edad Media. Sólo a partir del siglo XIII, cuando el País Vasco pasó a formar parte de Castilla, los reyes castellanos habilitaron un camino de salida que de Burgos iba a Vitoria, y por el túnel de San Adrián alcanzaba Irún y abandonaba España. Este camino, creado por motivos políticos y comerciales para comunicar por tierra Castilla y Francia, sólo tocaba la costa, de forma tangencial, en la frontera de Irún.

En los inicios del Camino, se cree que entre Pamplona y Burgos se utilizó una ruta que cruzaba La Llanada Alavesa. Pero sólo se cree. El Camino de Santiago fue una creación del rey Sancho el Mayor de Navarra y, fundamentalmente, de los monjes del cister, el cual discurrió, siempre, por lo que se conoce por el Camino Francés. Los otros, llevarán a Santiago, como podemos ir campo a través, por las cimas de las montañas, en avión o en globo, pero no pueden ser considerados ni Camino de Santiago, ni ruta Jacobea, ni Camino de las Estrellas, ni Camino de Europa.

ARRIBA © 2003-2005 Javier Hermoso de Mendoza