Javier Hermoso de Mendoza
Javier Hermoso de Mendoza
INICIO - ARTICULOS - APELLIDO - ESTELLA.com.es - GALERIA DE ARTE - ENLACES - CONTACTO

HACER PARA DESHACER

La noticia de que discrepancias entre Gas Navarra y la ejecutora de las obras de pavimentación de la calle Valdeallín sobre el precio de la instalación de gas en dicha calle va a dejar a los vecinos sin gas durante cinco largos años, me deja perplejo, no tanto por las familias que no van a disponer de esa fuente de energía, sino por el hecho de que en el plazo de cinco años, una obra que debería de durar una o dos generaciones va a ser parcialmente levantada con el resultado de una calle parcheada y afeada, amén de las molestias que ocasionará a los vecinos.

No estamos ante un problema entre compañías, sino ante el fracaso de una Administración que debería tener -yo creo que la tiene- capacidad de arbitrar una solución que beneficiara a los vecinos y, sobre todo, a la ciudad.

Como no dispongo de más información que la que escuetamente ha recogido la prensa, unas preguntas me vienen a mi pluma: ¿estaba incluida la canalización del gas en el proyecto de pavimentación? En caso negativo, ¿de quién fue la culpa del olvido? ¿Se conversó con Gas Navarra para incluirlo en el proyecto y ajustar coste y especificaciones técnicas en el presupuesto de contrata? ¿Qué gestión previsora y mediadora ha realizado el Ayuntamiento para intentar lograr el acuerdo?

A estas alturas me parece inaceptable ejecutar una obra sabiendo que dentro de cinco años va a ser levantada y remendada con el resultado de un prematuro envejecimiento. La labor del Ayuntamiento no consiste, sólo, en hacer cosas, sino en hacerlas con visión de futuro.

Y ya que hablo de la calle Valdeallín ¿qué destino se ha dado a los adoquines que la pavimentaban? Los que había en la plaza de Santiago fueron utilizados en Labeaga ¿Quién -y dónde- va a aprovechar los de la calle Valdeallín? ¿Somos conscientes de que con ellos ha desaparecido el último vestigio de la pavimentación antigua de Estella?

Nota: enviada a la prensa a mediados de marzo, no fue publicada.

ARRIBA © 2003-2005 Javier Hermoso de Mendoza