Javier Hermoso de Mendoza
Javier Hermoso de Mendoza
INICIO - ARTICULOS - APELLIDO - ESTELLA.com.es - GALERIA DE ARTE - ENLACES - CONTACTO

LOS NIÑOS, QUE ESPEREN

Eso les dice Beitia: que esperen, que tienen toda la vida por delante, y que si no llegan a tiempo de disfrutar de un parque infantil en condiciones, con un poco de suerte podrán beneficiarse del futuro centro joven de San Benito, y si tampoco llegan a tiempo, en el futuro podrán disfrutarlo con sus hijos.

Para comprar juegos infantiles hay que esperar a cerrar las cuentas del presupuesto del año pasado; para abonar la desviación de las rotondas no hay que esperar nada. ¿Cuestión de prioridades? La Alcaldesa debe explicar qué caprichosa llave es esa que permite abrir o cerrar la caja fuerte según convenga.

Las razones de las madres que han firmado en contra del traslado del parque, y solicitando mejores instalaciones, tienen solidez y peso; las de quienes han decidido su traslado, carecen de sustancia. Nada se gana con ello: ni seguridad para el usuario, ni para la instalación. El terreno elegido (entre el aparcamiento y Santa Clara) es inadecuado para las madres y peligroso para los niños, y las monjas de Santa Clara, por muy santas que sean, no van a ser obstáculo para que los pirómanos quemen los juegos, de la misma manera que no pueden evitar que les pinten el convento. En zonas mas pobladas, la proximidad de los vecinos no evitó que pintaran el puente de Los Llanos, ni evitan que ensucien sus propias casas o quemen contenedores. Actos, todos ellos, que llevan más tiempo que verter combustible -o arrimar suciedad- sobre los juegos y prender un fósforo.

En estas quemas, casi se puede asegurar en que fecha va a actuar los incendiarios. Por eso, en vez de traslados inútiles, el ayuntamiento debe vigilar y hacerse respetar. Y no ser rácano ni ampararse en excusas: los niños no deben esperar para poder disfrutar de un parque infantil como ellos y Estella merece.

Nota: esta colaboración se publicó en el nº 209 de Calle Mayor, el día 08/03/01. Las madres recogieron más de 700 firmas en contra del traslado, y este se instaló en el lugar original.

ARRIBA © 2003-2005 Javier Hermoso de Mendoza