Javier Hermoso de Mendoza
Javier Hermoso de Mendoza
INICIO - ARTICULOS - APELLIDO - ESTELLA.com.es - GALERIA DE ARTE - ENLACES - CONTACTO

MADRE O MADRASTRA

La Diputación Foral fue una madre para todos los navarros: defendía a los municipios y buscaba el equilibrio territorial entre las comarcas. Parte de Tierra Estella, con sus industrias de papel y artes gráficas, le es deudora. En cambio, el Gobierno de Navarra, a comarcas como la nuestra las margina y abandona, y si puede, nos la pega.

¿Quieren un ejemplo? Hace unos dos años, con Yolanda Barcina como consejera de Medio Ambiente, el Gobierno compró al concejo de Baquedano las 119 Ha. que comprende la Reserva Natural del Nacedero del Urederra, por unos 25 millones de pesetas. Estos días, el Gobierno ha comprado las 226 Ha. De Zumbelz, por 165 millones. Los de Zumbelz han vendido a buen precio toda la propiedad. Los de Baquedano, por cuatro pesetas, han tenido que entregar lo mejor de su comunal, hipotecando el uso y el aprovechamiento de la zona de protección, mientras que un pueblo dividido y frustrado tiene que limpiar la suciedad que en los accesos a la Reserva dejan los visitantes. Imagínese hasta qué punto los vecinos del concejo se habrían visto presionados para aceptar una venta tan desequilibrada. Y díganme se esa es la labor que corresponde al Gobierno, y si de ella puede sentirse orgulloso. Desde estas líneas lo emplazo para que retome el acuerdo y sea con Baquedano tan generoso como la ha sido con los propietarios de Zumbelz.

Ahora, esa misma Barcina, con la excusa de que en Pamplona se está construyendo un auditorio, parece que nos quiere quitar el Parador Nacional que el Ministerio ha previsto habilitar en Iranzu. De ser cierta la noticia, estaríamos ante un robo que no podemos consentir, y ante el cual, cada uno en su puesto, debemos luchar a brazo partido para impedirlo. Si es difícil conseguir inversiones, ¿qué va a ser de Tierra Estella si nos dejamos quitar lo que nos adjudican? Olvídese la presidenta del TEDER de si el parador estaría mejor en Santo Domingo o en Iranzu, no vaya a ser que buscando lo mejor perdamos lo bueno, y apresúrese a convocar a todos los pueblos en defensa de Iranzu, porque ese parador es un bien que beneficia a Abárzuza, a toda Tierra Estella, y es un servicio importante de cara al futuro Parque Natural de Urbasa-Andía. En estos temas llueve sobre mojado. Este año se llevaron a Pamplona los Festivales de Navarra mientras el Ayto. de Estella aplaudía y abría la puerta (aún estamos esperando las actividades culturales que iban a sustituirlos) Hace dos legislaturas, una empresa iba a instalarse en Villatuerta..., lo tenía todo previsto... intervino el Consejero de turno, y... se la llevó a Aoiz porque el alcalde aoisco era de su cuerda. No sé si el de Estella aplaudió su marcha, pero calló el hecho y nada hizo por retenerla. Acostumbraba a decir: "lo que no me da, me quita", y qué le podía dar esa empresa si él tenía ofertas a porrillo y lo que le gusta es trabajar en Pamplona?

El afiliado, como afiliado; el independiente, como independiente, todos los ciudadanos de Tierra Estella tenemos que decir a los partidos, que si no son capaces de oponerse a la voracidad de Pamplona, decir no el clientelismo, y no trabajan por el equilibrio territorial de Navarra, no nos sirven, y, por tanto, tendremos que buscar nuestra propia representación. Ellos desde su poder, y nosotros desde nuestra marginación, debemos mirarnos en el espejo de Teruel.

Nota: esta colaboración se publicó en la edición Tierra Estella de Diario de Navarra, el 06/12/00.

ARRIBA © 2003-2005 Javier Hermoso de Mendoza