Javier Hermoso de Mendoza
Javier Hermoso de Mendoza
INICIO - ARTICULOS - APELLIDO - ESTELLA.com.es - GALERIA DE ARTE - ENLACES - CONTACTO

PROMOVER VIVIENDAS, O HACER NEGOCIO

Nuestro ayuntamiento se ha propuesto "el objetivo de promover viviendas en un casco antiguo cada vez más despoblado, (para lo que) abrió una subasta (con el objetivo de obtener) un mínimo de treinta millones de pesetas". El pasado viernes 12 de abril, así recogía la prensa la noticia difundida por nuestra corporación con la evidente intención de dar por cumplido el punto del programa electoral de UPN al ayuntamiento de Estella que le compromete a "Favorecer el acceso de los jóvenes a la vivienda".

Pues qué quieren que les diga... Con la subasta del terreno, situado entre las calles Navarrería y el Puy, nuestro ayuntamiento no ha hecho nada más ni nada menos que lo que diariamente hace cualquier particular cuando vende su propiedad a un constructor o la permuta para que en ella construya viviendas a cambio de unos milloncejos, unos pisos o unas bajeras, con la particularidad de que el vecino llega a un arreglillo más o menos favorable, pero no recurre a una subasta en la que obtener el precio más alto. Otra cosa muy distinta hubiera sido que nuestra alcaldesa, en vez de buscar la máxima rentabilidad, hubiera puesto condiciones para realmente facilitar el acceso de los "jóvenes a la vivienda a precios asequibles", entregando el solar, por ejemplo, a aquella empresa que se hubiera comprometido a ofertar viviendas al menor precio, o, también, si hubiera promovido directamente los pisos, lo cual se lo permitía la extensión de su propiedad.

Con la subasta, nuestro ayuntamiento no ha hecho nada de lo que pueda gloriarse, puesto que el valor de los pisos dependerá, exclusivamente, de la ley de la oferta y la demanda, y del mayor o menor ánimo de lucro de la empresa promotora, la cual, entre sus costes, tendrá que incluir un factor importante, cual es el valor del suelo, cifrado por nuestro ayuntamiento en la cuarta parte de lo que se construya. Queda pues, inédito, el punto de su programa electoral que he recogido al comienzo de este escrito, y puede incluir uno nuevo, que diga: especularé para obtener el máximo beneficio y favorecer que el precio de la vivienda en Estella continúe por las nubes.

Pero en esta subasta hay algo que no se ha tenido en cuenta. De los 271 metros de propiedad municipal, 80 fueron adquiridos en 1989 a la familia Zuazua Barreiro por un millón de pesetas, al aceptar una compra que yo gestioné en beneficio del ayuntamiento. Este precio, a todas luces muy inferior al del mercado, lo conseguí con el objetivo y el argumento de abrir una travesía entre Navarrería y el Puy. Por lo tanto, la plusvalía obtenida en esos 80 metros, moralmente le corresponde a la familia Zuazua.

Nota: esta colaboración se publicó en el suplemento Merindad de Estella de Diario de Noticias, el 11/05/02

ARRIBA © 2003-2005 Javier Hermoso de Mendoza