Javier Hermoso de Mendoza
Javier Hermoso de Mendoza
INICIO - ARTICULOS - APELLIDO - ESTELLA.com.es - GALERIA DE ARTE - ENLACES - CONTACTO

PUERTAS A SAN MIGUEL

Cuando leo la noticia de que se van a poner puertas al paseo de ronda de San Miguel, se me baja la moral a los pies.

Se conoce el día de la semana, la hora de la noche en que los grupos de incivilizados (vándalos, los llama el clero) suben a divertirse (sic); con un pequeño esfuerzo se puede conocer el bar del que sacan las litronas, la ruta que llevan, y hasta su nombre y apellidos; la policía municipal -que para eso está-, con pocos efectivos, subiendo por las escaleras, y entrando por el arco de la capilla de San Jorge puede controlar la situación e impedir que esos hechos se repitan.


Hace falta un gran angular para sacar fotos
Hace falta un gran angular para sacar fotos.

Pero no. Para qué molestarse en explorar esa solución. Parece mejor cerrarlo con verjas metálicas para que el problema se manifieste en otras zonas -es probable que en la puerta norte de la misma iglesia-. Y así, con verjas, a la vez que acotamos el terreno que pierde la civilidad impedimos que el ciudadano normal disfrute libremente de la zona.

Un día, por la dificultad de regarlas, se intenta quitar las jardineras del aparcamiento; al día siguiente, para facilitar la labor a los municipales se ponen verjas a San Miguel; otro día...

Sí, ante estos hechos, a mí se me baja la moral ciudadana y cae mi confianza en el Ayuntamiento. ¿No sentirá la Policía Municipal, y el propio Ayuntamiento, una desagradable sensación de fracaso?

Nota: esta colaboración se publicó en el número 195 de la revista Calle Mayor, el 01/08/00.

A los pocos meses de cerrar el paseo de ronda se pusieron verjas en la puerta norte de la iglesia.

ARRIBA © 2003-2005 Javier Hermoso de Mendoza