Javier Hermoso de Mendoza
Javier Hermoso de Mendoza
INICIO - ARTICULOS - APELLIDO - ESTELLA.com.es - GALERIA DE ARTE - ENLACES - CONTACTO

ROMPER LA ESPERANZA

En las legislaturas pasadas, Estella siempre eligió una opción política distinta a la elegida por la mayoría de los navarros: cuando en el Palacio Foral se sentaba el PSOE, nuestra alcaldía la ocupaban los independientes de UPN; cuando cambiaba el color del Gobierno de Navarra, también cambiaba el de nuestro ayuntamiento, de manera que hasta la presente legislatura siempre hemos caminado a contrapié. A esta circunstancia han atribuido muchos estelleses la poca atención que hemos recibido, alimentando la esperanza de que cuando alcalde y presidente pertenecieran al mismo partido acabarían nuestros problemas. Ha sido suficiente el largo año y medio que Josefina Bozal lleva presidiendo la Alcaldía, para que esa esperanza haya desaparecido: nunca ha estado Tierra Estella tan abandonada, y hasta las inversiones que nos anuncian se hacen remoloneando y sometiéndolas a plazos y escollos inaceptables.

Tomemos como ejemplo el PEPRI y el Plan Trienal: desde que el 4 de marzo del 99 se aprobó provisionalmente el PEPRI, aún estamos esperando su aprobación definitiva: nunca se habían dado demoras tan grandes, y tampoco otros ayuntamientos hubieran permitido tan larga paralización en un instrumento urbanístico del que depende todo el casco antiguo (debo reconocer que nuestro ayuntamiento no está exento de culpa: nunca creyó UPN en el PEPRI, ni está de acuerdo con su reforma, aunque al no tener valor ni ideas claras para modificarlo sale del paso concediendo licencias irregulares que contradicen la normativa vigente).

Pasando al Plan Trienal, de todos es conocido que Estella se ha quedado sin financiación para acometer las pocas obras que propuso. Josefina Bozal insiste en que las presentadas no entraban en el Plan, al amparar este sólo las obras que incluyeran renovación de redes. De ser cierto, habría que preguntarle por qué las presentó sabiendo que no podían ser incluidas, con el resultado de ridiculizar su propia gestión y crear dudas sobre la ecuanimidad del Gobierno. Pero lo curioso es que dando por buena la opinión de la Alcaldesa, el puente de La Vía podía haber entrado en el Plan si en el proyecto se hubieran incluido las canalizaciones que pasan bajo su tablero y que forzosamente deben ser renovadas al hacer el nuevo puente. Tampoco las razones esgrimidas por la Alcaldesa se corresponden con lo señalado por la prensa. De lo publicado podemos sacar que el 50 % de las pavimentaciones financiadas no incluyen la renovación de redes, y que al Ayto. de Leiza le subvencionaron la construcción de un puente.

Echando una mirada hacia ayuntamientos anteriores (independientemente de la opinión que tengamos sobre su gestión), podemos ver que obtuvieron financiación sin que hubiera coincidencia política con el Gobierno, e incluso con un fuerte órdago a cara de perro Castejón consiguió la propiedad de San Benito. Crear expectativas sobre la coincidencia política puede ser, incluso, contraproducente, ya que se proyecta sobre el Gobierno una fuerte sospecha de clientelismo, y la no coincidencia puede ser provechosa si el Alcalde, para hacer valer su gestión, cuenta con el apoyo de su partido (creo que Castejón no hubiera conseguido tanto con un gobierno socialista) ¿Puede deducirse de lo anterior que a los ayuntamientos les es mas favorable la no coincidencia? Puedo presentar argumentos a favor (la alcaldía de Campoy, en Tudela), y en contra (Las de Castejón y Bozal en Estella) Pero hay unas condiciones ineludibles para obtener algo del Gobierno: tener ideas claras, saber exponerlas, y luchar por ellas. Condiciones ausentes en un Ayto. como el nuestro, que basa su labor en no incomodar y esperar que se lo den hecho. Así nos va. Para esa labor, un conserje sería tan efectivo y más barato.

Nota: enviada a la prensa el 05/04/01, no fue publicada, lo cual motivó mi ruptura con Diario de Navarra. Con una redacción distinta, otra colaboración sobre el mismo tema fue publicada en Diario de Noticias el 13/10/02

ARRIBA © 2003-2005 Javier Hermoso de Mendoza