Javier Hermoso de Mendoza
Javier Hermoso de Mendoza
INICIO - ARTICULOS - APELLIDO - ESTELLA.com.es - GALERIA DE ARTE - ENLACES - CONTACTO

SCHERZO

Entre el puente de Los Llanos y el chalé donde desarrolla sus actividades la academia Scherzo se está habilitando una zona verde que se ampliará con una pequeña parcela al otro lado del citado chalé, el cual "se consolida como dotación privada ajena a la Unidad (...) por estar incluido en el Grado III de Protección del Patrimonio Arquitectónico".

No soy quién para valorar la singularidad o la calidad arquitectónica del edificio, y, por tanto, nada tengo que decir en contra de su conservación, sino más bien al contrario: es preferible mantenerlo, que permitir que se lo lleve la piqueta, como antes se llevó Casa Garmendia y el chalet de Federico Fernández. Pero una cosa es consolidar el edificio, y otra cosa es consolidar el terreno que lo rodea manteniendo el uso privado y los muros que delimitan la propiedad, como está previsto tanto en el PEPRI cono en el Proyecto de Reparcelación.

Si así se hace, las dos zonas verdes quedarán incomunicadas, y los muros de la propiedad cortarán el paseo del río que arrancando el puente del Azucarero recorrerá toda la Unidad. Y lo que es más grave: la amplia acera que partiendo del nuevo puente debe prolongarse a lo largo de todo Fray Diego comunicando Oncineda, Ayegui y Mercatondoa con el centro de la ciudad, en el tramo en que coincida con el chalet deberá conservar su actual estrechez. Lo cual no tiene justificación ni sentido.

Por eso, mediante este escrito solicito al Ayto. que, antes de la aprobación definitiva del PEPRI y del Proyecto de Reparcelación de la Unidad, de solución a los problemas que señalo. Para ello es necesario que la totalidad -o la casi totalidad- de los patios que rodean el chalet queden para libre uso del público.

Si los problemas señalados se hubieran detectado en las fases iniciales del planeamiento -la obligación de la Oficina Técnica Municipal era el haberlos detectado-, su solución hubiera sido muy sencilla. En estos momentos sólo cabe modificar el planeamiento, llegar a un acuerdo con la propiedad para que ceda el uso del suelo conservando sus posibles derechos urbanísticos, comprar ese suelo, o permutarlo por parte de los derechos que el Ayto. posee en la Unidad. Pero sea cual sea la solución a la que se llegue, deberá adoptarse cuanto antes, y, siempre, con anterioridad a que se termine de urbanizar la zona. El Ayto. debe de tener en cuenta que en el reparto de cargas y beneficios sólo ha incluido una pequeña parte de la parcela nº 1, de propiedad municipal, perdiendo el aprovechamiento que a dicha parcela le corresponde.

Nota: esta colaboración se publicó en el nº 206 de Calle Mayor, el 25/01/01. Posteriormente presente una alegación al Proyecto de Urbanización.

ARRIBA © 2003-2005 Javier Hermoso de Mendoza