Javier Hermoso de Mendoza
Javier Hermoso de Mendoza
INICIO - ARTICULOS - APELLIDO - ESTELLA.com.es - GALERIA DE ARTE - ENLACES - CONTACTO

UNA CORTINA DE HUMO

Un embalse fantasma. Así titulaba este periódico, en el suplemento Merindad de Estella, la noticia dada por la Alcaldesa de la Ciudad del Ega que, posteriormente y atribuida al Gobierno foral, recogió la prensa, del supuesto embalse de Oteiza de La Solana. Tanto la Confederación Hidrográfica del Ebro como el jefe de la sección de Recursos Hídricos y Energías Renovables del Gobierno de Navarra ignoran la existencia de cualquier noticia, propuesta o movimiento posterior al anteproyecto elaborado hace una década, y que no puede realizarse salvo que aneguemos las bodegas y viñedos de Chivite en el Señorío de Arínzano y las indemnicemos con un coste superior al de la propia presa.

¿Qué hay, pues, del citado embalse? ¿Por qué se ha divulgado una noticia carente de intención y contenido? La respuesta es muy sencilla: es una cortina de humo que pretende ocultar la lacerante discriminación que en materia de agua de riego sufre gran parte de la Merindad de Estella, condenada a la desertización física y humana, como pone de manifiesto la evolución demográfica de Tierra Estella y el avance de una desertización que se verá acelerada con los efectos del cambio climático.

Tampoco les importa Tierra Estella a los partidos políticos navarros, que hasta ahora, ninguno de ellos, empezando por los mayoritarios UPN y PSN, parece haberse percatado de que las tierras potencialmente regables de nuestra comarca son las únicas de la zona media y ribera que no van a disponer de agua para poder convertir sus secanos en regadíos, lo cual resulta inaceptable para los sufridos ciudadanos de esta tierra, y debería serlo tanto para los partidarios del Plan Hidrológico Nacional (PHN) como para sus detractores.


Presa de Curtidores
Presa de Curtidores.

Pero ya que los dos partidos mayoritarios son partidarios de Itoiz y Yesa, y de uno u otro PHN, deben darnos explicaciones suficientes y verificables de por qué nos niegan un agua que generosamente reparten en sus viveros electorales, e incluso alguno destina a ser trasvasada a otros territorios. Teniendo en cuenta, también, las razones que han venido dando en defensa de Itoiz y Yesa y los beneficios que de ellos se van a derivar para las tierras que reciban sus aguas, deben exponer los motivos por los que a nosotros nos las niegan -negándonos con ellas el futuro-, y deben justificar las razones por las cuales no han presentado ninguna alegación al PHN que repare el olvido. No sé cuales pueden ser los deméritos en que ha podido incluir esta tierra para que la consideren, junto a sus habitantes, de segunda o tercera categoría.

La tardía mención que algunos políticos vienen haciendo al virtual embalse de Oteiza, parece indicar que se han dado cuenta de la discriminación hídrica de que somos objeto. Pero conviene señalarles que a Tierra Estella ese embalse -aún en el supuesto de que construya- no le sirve, fundamentalmente, por tres razones: a) no es posible en el emplazamiento previsto en el anteproyecto, por lo que se desconoce su capacidad y viabilidad; b) al no estar contemplado en el PHN, su construcción sólo sería posible a partir de 2008, por lo que llegaría tarde para las actuales generaciones de agricultores, y, también, para muchos pueblos; y c), de llevarse a cabo, su agua estaría destinada a regar el bajo Ega, lo que significa que toda Tierra Estella se quedaría, como hasta ahora, sin una gota ( En torno al complejo Ega-Urederra, hay que señalar que por las malas actuaciones realizadas en Urbasa, su acuífero cada vez tiene menos capacidad de retención y regulación, y que el agua estival del Ega procede, casi en su totalidad, de las descargas que el acuífero de Loquiz efectúa en Ancín, lugar del que la Mancomunidad de Aguas de Montejurra (MAM) extrae gran parte de sus caudales, de manera que además de existir dudas sobre la capacidad del acuífero para dar cobertura a las necesidades futuras de la merindad, todo desarrollo humano e industrial puede ir en detrimento del caudal del Ega.)

Cuando la Comisión de Agricultura de la MAM, después de hacer una encuesta entre sus municipios solicitó agua para regar 12.000 Ha., la solicitud derivó hacia Riegos de Navarra. En declaraciones efectuadas por el Gerente de la MAM a Onda 0 Estella con motivo del reciente Día Internacional del Agua, señaló que para convertirlas en regadío se deberían dar las siguientes condiciones: que hubiera agua, que la conversión diera una parcela rentable, y que lo quisiera el propietario. Es natural que sólo se puedan transformar en regadío aquellos suelos cuyas características físicas lo aconsejen. Pero en cuanto a la conformidad de los actuales propietarios de las parcelas, no creo que deba ser decisorio a la hora de determinar las tierras regables y adjudicar el caudal necesario. Teniendo presente que sin agua no hay futuro, ¿debe condicionar un propietario el destino de las tierras, el de los que en el futuro las cultiven, y el de su propio pueblo en una situación cambiante en la que de cumplirse el temor del Presidente de la UAGN puede desaparecer el cultivo del espárrago, la expansión del viñedo tiene unos límites claros, y no hay garantía de que en el futuro se siga subvencionando el cereal? Es evidente que el agricultor -o propietario-, por motivos más o menos coyunturales, no debe poder tomar decisiones de esa trascendencia, por lo que debemos exigir el agua suficiente para poder regar todas las tierras aptas de la Merindad de Estella, independientemente del momento en que el agricultor decida regarlas, así como agua para garantizar un futuro desarrollo urbano e industrial.

Descartado el Ega como suministrador del caudal, ¿ qué hacer y de donde se debe tomar el agua necesaria? Es evidente que no hay otra alternativa que de Itoiz y Yesa -en el supuesto que se llene y recrezca-, repartiendo equitativamente su agua entre toda la zona media y ribera de Navarra, y retomar el estudio del Gran Canal del Ebro, cuyo proyecto, incluido en los trabajos del Instituto Nacional de Colonización de 1956 y reestudiado por D. Francisco de los Ríos y D. Antonio Esteban Fernández en 1970, se encargó a la consultora INTCSA un estudio sobre su evaluación y viabilidad, según recoge Mario Gaviria en su libro Navarra Abundancia, pag. 217 y siguientes (Este canal, en su primer tramo, tenía previsto cruzar el Arga a la altura de Larraga y atravesar toda la Merindad de Estella llevando el agua del Pirineo hasta Viana) Para cuando estas líneas se publiquen habrá sido aprobado el PHN, no sin antes haber contentado a catalanes, canarios y a las comunidades gobernadas por los socialistas con importantes inversiones y compromisos. Pero queda pendiente su aprobación por el Senado, en cuyo trámite debe hacer valer UPN su condición de socio del PP, y conseguir que la Merindad de Estella no quede marginada, y en gran parte condenada a formar parte de "la España seca" salvo que quiera que nos veamos obligados a tomar el testigo de Teruel y Zamora para hacerles ver que Tierra Estella existe y tiene derecho al mismo futuro que las demás tierras navarras.

Nota: con esta colaboración, publicada el 02/05/01, dio comienzo mi etapa en Diario de Noticias. Con el tiempo, todos los partidos políticos y los ayuntamientos de la zona han dejado aparcado el embalse de Oteiza, y reclaman o estudian traer el agua del Canal de Navarra.

ARRIBA © 2003-2005 Javier Hermoso de Mendoza