Javier Hermoso de Mendoza
Javier Hermoso de Mendoza
INICIO - ARTICULOS - APELLIDO - ESTELLA.com.es - GALERIA DE ARTE - ENLACES - CONTACTO

UNA DE POCHAS

Hace unos cuantos años, los militantes del Partido Carlista solían celebrar -solíamos celebrar- dos pochadas (ignoro si ahora se siguen celebrando): una en Igúzquiza, con pochas del pueblo de la variedad que antes se conocía como alubia del coco, y otra en Sangüesa, en la que utilizaban la famosa sangüesina. No sé si por costumbre o por deformación gustativa, siempre degusté con mayor placer las pochas de Igúzquiza que las de Sangüesa. Como alubia seca, la sangüesina ha gozado de mayor fama por tener la piel más suave y, por tanto, ser menos musical; pero la pocha de Tierra Estella siempre se ha llevado la palma. Y no sólo lo digo yo, sino que lo demuestran los propios vecinos de Sangüesa.

El 22/08/99 DDN daba la noticia de que, por iniciativa del Ayto. de Sangüesa, el propio ayuntamiento junto a la Cooperativa Cerealista y el Instituto Técnico de Gestión Agrícola "están elaborando un proyecto de investigación que tiene por finalidad la obtención de una patente de pocha de Sangüesa para la creación de una denominación de origen", y así, al prestigio que conlleva la denominación le acompañe una mayor demanda y un mejor precio.

Muy bien por los de Sangüesa, pero no por la sangüesina, ya que esta variedad de alubia no va a ser -al menos en su totalidad- el soporte sobre el que asiente la preciada denominación. Siguiendo la información señalada, las variedades de alubia con las que trabajan, son, "la rastrojera, que es igual a otra denominada Valdega, de Tierra Estella, la medio palo, similar a la de Legaria, que hace referencia a la localidad del mismo nombre, y la caparrona, que se puede decir que es la variedad autóctona de Sangüesa". Como es natural, con la patente se quieren proteger las tres variedades, cuyas semillas se piensa patentar.

El 30/09/99, el consejero de Agricultura, Ganadería y Alimentación, en comparecencia parlamentaria ante la comisión correspondiente, informaba que las pochas de Sangüesa "serán algunos de los alimentos autóctonos de reconocida fama que se beneficiarán de la creación de un logotipo que favorezca su comercialización". Un año más tarde, el 16/12/00, la prensa daba cuenta de las "jornadas monográficas sobre la pocha" celebradas en Sangüesa para promocionar el producto.

Y así siguen los sangüesinos, erre que erre trabajando en la promoción de un producto suyo, pero basado en unas semillas que son nuestras, y que, si Dios no lo remedia, para seguir cultivándolas en Tierra Estella ¿tendremos que pagar a los de Sangüesa derechos por la patente? Aquí nadie ha pretendido vender pochas de Valdega como si fueran de Sangüesa, pero ¿qué pueden pretender los sangüesinos patentando nuestras semillas?

Estas son las noticias que sobre el tema ha traído la prensa. Lo que no puedo comprender es el silencio -¿también la inactividad?- de los agricultores, las cooperativas y los ayuntamientos del curso medio y alto del Ega, los cuales algo deberían decir -o informar-, digo yo.

Relacionado con el tema, viajando por el centro de Francia camino de Le Puy, en Rodez, en un mercadillo, vendían unas alubias blancas, redondas, con un cartel que ponía "coco". No se si las que aquí se denominaban de igual manera eran de la misma variedad o su nombre es de origen francés, algo muy posible por la intensa relación que Estella mantuvo hasta fechas tardías con las regiones occitanas. Si alguna persona con conocimientos botánicos o del idioma francés puede abrir alguna luz, me gustaría conocer su opinión.

Nota: Esta colaboración fue publicada en la edición Tierra Estella de Diario de Navarra, el sábado 20 de enero de 2001.

El 1 de diciembre de 2000, el Boletín Oficial de la Propiedad Industrial publicó la solicitud del expediente de la marca "alubia pocha de Sangüesa", con la que se pretende proteger "su variedad autóctona, la caparrona, y también la rastrojera y medio palo, dos alubias que las tierra de la zona han adoptado como propias" Y que son "prácticamente similares en cuanto a sus características morfológicas y de ciclo de cultivo a otros dos tipos de alubias arraigadas en Tierra Estella" DDN 16/01/01)

Tierra Estella no sólo es la zona en la que empezó a consumirse y comercializarse la pocha, sino que, como recogía Diario de Noticias el 22/06/02, de ella procede la máquina peladora de la tierna legumbre. Inventada por el estellés, oriundo de Ancín, Jesús Víctor San Félix.

Lo único que le falta a Tierra Estella, es reaccionar ante la apropiación que Sangüesa está haciendo de sus variedades, para lo que debemos defender nuestras semillas, reivindicar nuestra tierra como la cuna de la pocha, y promocionar el producto.

ARRIBA © 2003-2005 Javier Hermoso de Mendoza