Javier Hermoso de Mendoza
Javier Hermoso de Mendoza
INICIO - ARTICULOS - APELLIDO - ESTELLA.com.es - GALERIA DE ARTE - ENLACES - CONTACTO

EL CUARTEL: UN DERRIBO PRECIPITADO

Quien haya leído mi anterior escrito sobre el cuartel y tenga noticias de lo acordado por el ayuntamiento, habrá visto que entre acuerdo y escrito hay una coincidencia fundamental, fruto de que, en este caso, nuestros ediles han actuado con sentido común al rectificar parcialmente su equivocada estrategia. Vaya, pues, mi enhorabuena, aunque se hayan quedado cortos, por lo que aquí acaban nuestras coincidencias y continúan nuestras discrepancias.

No comprendo cómo se puede decidir el derribo de un edificio, tasado hace pocos años en cerca de 400 millones de pesetas, y que estructuralmente se encuentra en buenas condiciones, sin haber estudiado uno o varios usos alternativos. Porque, permítanme decirlo, en este tema estoy totalmente de acuerdo con Jaime Garín cuando propone que, sin comprometer su uso, se declare dotacional el edificio.


Adios Cuartel.
Adios Cuartel.

¿Qué no se les ocurre qué hacer con él?, pues ahí va una propuesta para que la valoren: si la Mancomunidad de Montejurra, necesitada de un edificio emblemático, se atreve con los 6.800 m2 construidos del convento de Santa Clara, no creo que sea una barbaridad pensar que podría ocupar la mitad de los 11.600 m2 construidos en el Cuartel, pudiendo ser ocupada la otra mitad por las distintas dependencias que la Administración nacional y autonómica tiene repartidas por locales y pisos de nuestra ciudad, con lo cual, no tendríamos ventanilla única, pero sí un edificio en el que estarían todas las ventanillas. A ello pueden sumar ustedes la Casa de la Juventud -ya construida y en funcionamiento-, la Escuela de Música -necesitada la actual de costosas reformas-, el Almudí -actualmente con locales escasos e inadecuados-, una futura Escuela de Idiomas, otra futura Universidad de Verano, unas facultades universitarias -que a Estella no vendrán porque nuestra alcaldesa no quiere que vengan-, y el largo etc. que a ustedes se les ocurra.

¿Qué les parece la propuesta descabellada? Pues díganme donde cobijar todas esas actividades con más funcionalidad y menor costo, y piensen que todas las actividades nuevas que he enumerado, para ser realidad, no sólo necesitan el esfuerzo del Ayuntamiento y la aceptación del Gobierno, sino el que a la solicitud le acompañe una propuesta de edificio que pueda acogerlas.

Piénselo nuestro ayuntamiento, serenamente, con altura de miras. No derriben el edificio y olvídense de sustituirlo por una zona deportiva que requiere más superficie. Verán lo útil que puede ser la rehabilitación de un edificio (el Cuartel) bien situado, con amplias zonas de aparcamiento, y que sólo tiene un problema fácilmente subsanable: un acceso peatonal que puede ser resuelto mediante una escalera mecánica que, a lo largo de Juan de Labrit, sirva para acceder al Cuartel y a todo el barrio de Lizarra.

Nota: enviada a la prensa el 20/06/00, no fue publicada.

ARRIBA © 2003-2005 Javier Hermoso de Mendoza