Javier Hermoso de Mendoza
Javier Hermoso de Mendoza
INICIO - ARTICULOS - APELLIDO - ESTELLA.com.es - GALERIA DE ARTE - ENLACES - CONTACTO

EL DEDO EN LA LLAGA

"La asamblea ordinaria de la Mancomunidad propondrá a todos los ayuntamientos miembros una acción común que ponga freno al progresivo deterioro económico que sufre Tierra Estella". Con esa entradilla comenzaban las crónicas periodísticas que el 14 de noviembre de 1999 -hace un año- informaban de la asamblea celebrada el día anterior, y en la que con un análisis acertado (recesión industrial, descenso alarmante de agricultores, emigración de la juventud hacia la industria de Pamplona, desempleo superior a la media de Navarra, carencia de infraestructuras viarias, marginación respecto al Canal de Navarra, exclusión de los programas europeos, etc.) se ponía el dedo en la llaga del estancamiento de Tierra Estella. Anuncio de un retroceso a medio plazo que puede llevar a nuestra zona a una situación de difícil salida.

El documento aprobado en la asamblea se envió a los ayuntamientos, con la intención de que "sea aprobado por sus plenos para remitirlo a instancias superiores". Pretensión vana en lo respecta a Estella: se llevó el documento al pleno, un concejal pidió que se quedara sobre la mesa para poder estudiarlo, y hasta el momento en que se publican estas líneas nuestro ayuntamiento no ha encontrado tiempo para opinar sobre los problemas más importantes de Estella y de la comarca que la rodea. Nuestro ayuntamiento está tan ocupado en lo vanal, que olvida lo sustancial.

Con las aportaciones y el apoyo de ayuntamientos mucho más pequeños, con muchísimos menos recursos, pero con muchísima más responsabilidad del que a los estelleses nos toca soportar, Mª José Fernández, como presidenta de la MAM, el 25 de febrero presentó el estado de la comarca ante la Comisión de Administración Local del Parlamento de Navarra, acompañándolo de una "propuesta para el relanzamiento económico de la Merindad de Estella", en la que se pedía la elaboración de unas directrices para su desarrollo, un plan de regadíos, el adelanto de las obras de la autovía, que las comunicaciones por cable se instalen al mismo tiempo que en Tudela, orientar industrias hacia nuestros polígonos, construir polígonos nuevos, apoyo al Plan de Desarrollo Turístico de Tierra Estella, creación de un Centro Tecnológico, y alguna otra cosa.

Dicha asamblea tenía el siguiente tempo: exposición del tema a cargo de la Sra. Fernández Aguerri, receso, y, finalmente, intervención de los asistentes. El portavoz de UPN, Sr. Rapún, se tomó a risa la exposición, y con consideraciones jocosas y fuera de lugar vino a decir que allí se había expuesto un panorama más propio de Las Hurdes que de Tierra Estella. El portavoz del PSN, Sr. Lizarbe, asumió el análisis y la propuesta, y "reclamó de forma explícita que el Gobierno de Navarra asuma la gestión y dinamización del polígono industrial de Villatuerta". Y nuestra alcaldesa y parlamentaria Sra. Bozal Bozal no dijo nada porque desapareció en el receso. Parece ser que para ella era más importante acudir a otra comisión -quizá para acumular dietas- que apoyar las medidas que Tierra Estella necesita y demanda.

Posteriormente, el 30 de marzo, el documento llegó al Pleno del Parlamento, donde fue aprobado por unanimidad. En el Pleno nuestra Alcaldesa tampoco habló; lo hizo en nombre de su grupo Javier Morrás, quien apoyó la propuesta. La cual puede quedar en nada si nuestros ayuntamientos (el de Estella no, por favor, que tiene cosas más importantes que hacer) no presionan para que cada una de las demandas se materialice en proyectos y medidas concretas y tangibles.

Estos han sido los avatares que a lo largo de un año ha sufrido una propuesta de cuyo desarrollo depende nuestro presente y nuestro futuro. Y es bueno que se sepa: para que cada palo aguante su vela.

Nota: esta colaboración se publicó en el nº 202 de Calle Mayor, el 16/11/00. El polígono de Los Arcos y del compromiso de estudiar la posibilidad de traer agua del Canal de Navarra es lo único que se ha conseguido. Bien es cierto que la MAM y los ayuntamientos han empujado muy poco; el de Estella, nada.

ARRIBA © 2003-2005 Javier Hermoso de Mendoza