Javier Hermoso de Mendoza
Javier Hermoso de Mendoza
INICIO - ARTICULOS - APELLIDO - ESTELLA.com.es - GALERIA DE ARTE - ENLACES - CONTACTO

INSISTIENDO EN LA AUTOVÍA

Con el resultado electoral se desvaneció el interés que coordinadora y partidos tenían sobre la gratuidad de la Autopista. Pero si en esta situación volátil y cambiante, el rescate de la A-15 y el desdoblamiento entre Pamplona y El Carrascal se aleja, la necesidad que Tierra Estella tiene de una autovía que comunique Pamplona con Logroño continua candente a la espera de lo que decida el Gobierno de Navarra y... todos nosotros.

Conviene conocer qué lugar ocupa nuestra autovía en los planes del Gobierno navarro; de los partidos que más peso tienen; y en qué fase se encuentran los proyectos que en esta tierra se barajan.

En el resumen electoral que el PSN publicó en Diario de Noticias, decía: "A-15 gratuita como apoyo a la solución de los problemas de tráfico existentes en la N-121 y a las necesidades de la Zona Media y Ribera [no se refiere a la Zona Media y Ribera de nuestra merindad, sino a las de Tudela y Tafalla]. Otras actuaciones en materia de comunicación: Autopista Tudela-Soria-Medinaceli; nueva conexión con Francia, y autovía Pamplona-Jaca-Huesca".

El programa de UPN-PP no hacía referencia a ningún proyecto, pero en una carta firmada por José María Aznar que se envió a todos los electores, se decía: "puesta en marcha de las infraestructuras del futuro: vías de gran capacidad Medinaceli-Tudela, Pamplona-Huesca, y Pamplona-Bayona". Como vemos, el olvido hacia nuestra autovía, en los dos partidos mayoritarios, es absoluto.

Repasemos, ahora, en qué estado se encuentran los proyectos. Autovía Pamplona-Jaca: su trazado está en fase de redacción de anteproyecto, el cual debe estar terminado este año, y la construcción del tramo Pamplona-Idocin está previsto para el próximo. Sobre la autovía Pamplona-Estella, el Consejero dice que sus obras podrán comenzar este año (variante de Puente la Reina), y su desarrollo se ejecutará durante 3 o 4 años. De la conexión Estella-Logroño no hay previsión alguna, y la variante de Estella es un nuevo obstáculo: cuesta pensar que en un breve plazo de años, los mismos técnicos y políticos que proyectaron y decidieron la costosa variante -inservible para autovía- propongan su modificación (desdoblar la calzada es fácil; pero los puentes, uno de ellos calificado como obra singular, no admiten ampliación).

En cuanto a la financiación, el coste de la autovía Pamplona-Logroño está estimado entre los 40 y 50.000 millones. Si tenemos en cuenta que el Gobierno de Navarra cuenta con unas reservas de 29.000 millones, parece de cierta lógica que las autovías proyectadas no podrán ejecutarse a la vez, sino que deberá finalizar una para comenzar la siguiente. Y ya vemos en qué orden de prioridad está la que a nosotros nos interesa.

Para la autovía Pamplona-Jaca hay firmado un protocolo con el Secretario de Estado de Infraestructuras, y cuenta con el empuje de una comisión formada por los alcaldes de Pamplona, Jaca, Sabiñánigo, Huesca, Lérida, Barbastro, Binéfar, Montblanc, Monzón, Tarragona y Valls (estos alcaldes sí se mueven), y con el impulso de las Cámaras de Comercio e Industria de Navarra, Guipúzcoa, Lérida, Huesca, Reus, Tarragona, Tárrega y Valls. Nuestra autovía no cuenta con apoyos, salvo el resultado de una encuesta elaborada por CIES, cuya conclusión es que el proyecto de autovía Pamplona-Logroño es el que cuenta con más apoyo entre los navarros (una vez más vemos cuan alejada está la opinión del pueblo de la de sus líderes económicos y políticos).

A la vista de este panorama, no se comprende la pasividad de nuestro ayuntamiento, esperando -sin mover un dedo- que el Gobierno -o quién sea- decida el cómo y el cuándo de proyectos vitales para nuestro pueblo. Yo preferiría que se movieran un poco en defensa de nuestros intereses, en vez de mostrar tanta conformidad con la situación actual. No les hemos votado para que pasen el tiempo cobijados bajo el paraguas de sus ejecutivas, sino para que se pongan en cabeza de las demandas de sus ciudadanos. Y aunque su trabajo pudiera ser innecesario -o no decisivo- para la aceleración de este proyecto, es preferible la satisfacción de haber trabajado por él, que la melancolía de esperar sentados a que otros nos lo traigan.

Nota: esta colaboración se publicó en el suplemento Merindad de Estella del Diario de Noticias, el 29/04/00. La autovía a Jaca se retrasó a la espera de la ejecución del pantano de Yesa; la de Francia no cuenta con apoyo francés; y la de Medinaceli está a lo que decida Madrid. En estas circunstancias, la de Pamplona-Logroño se ha adelantado con el empuje de todos.

ARRIBA © 2003-2005 Javier Hermoso de Mendoza