Javier Hermoso de Mendoza
Javier Hermoso de Mendoza
INICIO - ARTICULOS - APELLIDO - ESTELLA.com.es - GALERIA DE ARTE - ENLACES - CONTACTO

LA ESTELLA VIRTUAL

Uno de los objetivos de UPN durante esta legislatura, ha sido convertir Estella "en un gran centro cultural de Navarra, (para lo que) se ha remodelado la Casa de Cultura, se está restaurando el palacio del Gobernador (¿recuerda el ciudadano que la compra del palacio no contó con el voto favorable de los regionalistas?) y en breve esperamos que terminen las obras de Santa María", de manera que "en estos tres años su equipo de gobierno ha sentado las bases para el futuro desarrollo de la ciudad en los ámbitos económico, cultural y social", afirmó la alcaldesa de Estella cuando con salvas de fogueo el 12 de junio abrió la precampaña electoral.

Nuestra Bozal parece tener una gran facilidad para mezclar el sueño con la vigilia, confundir sus deseos con la realidad, y sin dar palo al agua dejar para otros la difícil tarea de construir el futuro sobre una base de erial y abandono, a la vez que apela a una Estella virtual que desmoviliza y sume al ciudadano en una lasitud paralizante, conformista, desmotivadora, que en encefalograma plano nos lleva directamente al estancamiento y a la irrelevancia. Esta Estella que se nos pregona, Centro Comercial unas veces, Ciudad Turística otras, o "Gran Centro Cultural de Navarra" en la actualidad, ¿responde a la situación real, o es la ciudad virtual tras la que el papanatismo reinante, la estupidez complaciente o la dejadez incompetente se escuda para eludir su responsabilidad? ¿es, por mi parte, fruto de un análisis equivocado, de unas conclusiones erróneas, o de lo que el lector quiera atribuirme? Para evitar en lo posible la subjetividad, o el que alguien me pueda considerar agorero, baso mis escritos en la información periodística y en opiniones ajenas, como la de Carlos Balanza, coordinador de Noticias de la Merindad de Estella, quien el pasado 2 de febrero decía en su columna: "Lo que no parece tener solución es el estado de calma chicha en el que desde hace al menos dos décadas esta inmersa la comarca (...) Tal vez sea excesivo decir que Tierra Estella se muere, pero cuando menos está dormida o anestesiada por quienes de vez en cuando crean ficticios estadíos de vigilia con promesas una y otra vez incumplidas. La riqueza de la comarca no puede estar basada sólo en el comercio, los servicios y el turismo atraído por el Camino de Santiago. Sin una base sólida sobre la que cimentar el desarrollo, será pan para hoy y hambre para mañana".

Esta opinión de Carlos, compartida por cuantos observan desde lejos la evolución de la ciudad, debe hacer reflexionar a los estelleses, que, metidos en el pocico, tienen dificultad para ver Estella en relación con el mundo que nos rodea. Lo que no lograremos hasta que pinchando esta burbuja que nos asfixia nos preguntemos: si hasta esos sectores tradicionales no son aprovechados, o por falta de atención se están perdiendo, ¿qué futuro nos aguarda? ¿tiene Tierra Estella solución? En situaciones dramáticas, Churchill ofreció "sangre, sudor y lágrimas". Yo no creo que esto sea necesario, porque una situación dramática para la ciudad no tiene por qué serlo para la generalidad de unos ciudadanos que en gran medida acabarán trabajando y viviendo en Pamplona. Pero ante esta situación difícil que en pocos años puede llegar a ser irreversible, en vez de actitudes autocomplacientes y dejar el navío a la deriva mientras se entretiene al pasajero con fuegos de artificio, es necesario hacer un análisis crudo de la realidad, tomar conciencia, y buscar las soluciones que permitan mejorar el presente y crear sólidas bases para diseñar y construir el futuro, lo que no será posible con ayuntamientos como el actual y con un Gobierno y unos partidos que miran hacia otro lado porque, quizá, en su interesada y corta visión en esos otros lados estén sus circunstanciales intereses.

Nada se puede confiar del actual ayuntamiento, a pesar de la actitud, forzosamente testimonial, de concejales que positivamente valoro. En este final de legislatura, lo que ; que no intente tapar deprisa y corriendo la inactividad de estos años, porque con algunos proyectos que ahora se está reactivando y que no podrán ejecutarlos en lo que resta de legislatura, van a hipotecar el futuro de la ciudad impidiendo que quienes les sucedan puedan dar salida a problemas que cada vez serán más acuciantes. Le pido que atienda el día a día, y nada más. Le pido que deje de j... Ya lo ha hecho bastante. Sólo así evitará que tengamos que pedirle a Aznar una de sus escobas, no para barrer al pequeño delincuente, sino para barrer a quienes nos están robando el futuro.

Y si nada podemos confiar del ayuntamiento, menos aún, de una alcaldesa que no tiene valor para defender sus propias ideas. Cuando aprovechando la dimisión de los socialistas retiró la presidencia de la comisión de la Mujer a la representante de Batasuna, en cuya labor se apoyó hasta entonces, no se atrevió a dar el motivo real y lo justificó porque la edil independentista "se opuso a la aprobación de los presupuestos" (27/02/02) Por eso, cuando el Fiscal General del Estado en el proceso de ilegalización de Batasuna adujo que uno de los motivos era la ostentación pública de consignas pro etarras, ¿en qué lugar quedó una alcaldesa que, hasta entonces, en todos los plenos había permitido la pública exhibición de pancartas y consignas?

Nota: esta colaboración se publicó en Diario de Noticias, el 04/11/02.

ARRIBA © 2003-2005 Javier Hermoso de Mendoza