Javier Hermoso de Mendoza
Javier Hermoso de Mendoza
INICIO - ARTICULOS - APELLIDO - ESTELLA.com.es - GALERIA DE ARTE - ENLACES - CONTACTO

MÁS SOBRE EL COMERCIO

Dinamismo, iniciativa y profesionalidad no le falta al comercio estelles; capacidad para exigir que la Ley General de Comercio establezca un equilibrio entre el comercio tradicional y las grandes superficies, deseo verla entre nuestros comerciantes y políticos. Pero en cuanto a la ordenación de las infraestructuras de la ciudad para facilitar la labor del consumidor, siento tener que decirlo: ni Asociación de Comerciantes ni Ayto. han estado a la altura de las circunstancias: no hemos sabido preparar la ciudad para responder a las exigencias del momento, y, lo que es peor, se ha anulado la posibilidad de dar respuesta al mayor problema que tenemos y tendremos en el presente y en el futuro: los aparcamientos. Y ahora, cuando la ausencia de esa infraestructura se va haciendo cada vez más patente, podemos tomar el camino que nos impida hallar la solución.

Las palabras que a continuación escribo, con escasa fortuna me he cansado de repetirlas a lo largo y ancho de los últimos quince años. Espero que esta vez me asista la Diosa romana, y sirvan, al menos, para ayudar a crear el caldo de cultivo en el que pueda germinar la solución a tan grave carencia. No quisiera que, en lo referente a nuestra ciudad, en vez de Fortuna intervenga Casandra.

Para realizar la mayor parte de la compra diaria, el consumidor local no necesita el apoyo del coche. Pero el uso del vehículo es absolutamente necesario para que el habitante de los pueblos que conforman Tierra Estella pueda realizar gran parte de su compra. En estas circunstancias, cuando el consumidor que vive en Arróniz, Oteiza, Murieta o cualquier otro pueblo monta en su automóvil, igual le importa venir a Estella que desplazarse a Pamplona, Logroño o Calahorra. En primer lugar, irá a donde acostumbra. Pero cada vez en mayor medida, y animado por la mejora de las vías de comunicación, irá a donde mejor oferta vea y, sobre todo, irá allí donde encuentre mayor facilidad de acceso y aparcamiento. Con una consecuencia añadida: será difícil recuperar a un consumidor que se haya perdido por los motivos citados. De ahí que sea absolutamente necesario erradicar en accesos y travesía el aparcamiento en doble fila, y a la vez ofrecer plazas de aparcamiento suficientes, cómodas y bien ubicadas. Algo de lo que en la actualidad carecemos.

Desde el punto de vista comercial, en cuanto a aparcamientos podemos distinguir dos zonas: lo que podríamos denominar ensanche, y el entorno a la plaza de Los Fueros, al cual daremos el nombre de casco viejo. A la hora de buscar soluciones deberemos tener en cuenta varios factores: A) lo que es solución para el casco viejo, no lo es para el ensanche; mientras que lo que es solución para el ensanche, sí lo es para el casco viejo. B) el aparcamiento del ensanche debe de ser, también, el aparcamiento central de Estella. C) el barrio de Arieta no es la solución ni para el ensanche ni para el casco viejo. D) la solución debe venir de uno o varios aparcamientos rotatorios. E) tanto para el problema general de la ciudad como para las necesidades del comercio, la solución idónea sólo puede venir de un aparcamiento en la zona de la Estación. F) la actual oferta de aparcamientos en esa zona, no es suficiente. Y aquí viene el gran problema: esta solución; la más adecuada y quizá única, se anuló cuando hace tres años se regaló, sin ningún beneficio para la ciudad, el subsuelo de los terrenos de la Estación. Tema que, junto a los aparcamientos del caso viejo y su peatonalización, dejo para otro día.

Nota: esta colaboración se publicó en la edición Tierra Estella de Diario de Navarra, el 29/11/00. Una vez derruido el Cuartel, debo corregir lo que en la colaboración afirmé: la solución más adecuada pasa por construir en su solar un aparcamiento subterráneo. Este aparcamiento tendría la virtud de dar servicio a ambas zonas -ensanche y casco viejo-, con la ventaja que revitalizaría el casco viejo, ya que el acceso peatonal al aparcamiento se realizaría a través de esa zona

ARRIBA © 2003-2005 Javier Hermoso de Mendoza